George: Simplemente se tú mismo.