Aprobar selectividad sin despeinarse.